martes, agosto 12, 2008

Morir en Venezia


No es triste ver atardecer en Venezia,
y estar sentado solo, tomando un expreso
junto al reflejo sobre el agua del sol ,
no, no es triste morir en Venezia.

Lo triste no es morir en Venezia
por egoísmo, traición, vendetta o despecho
lo triste es cuando te arrebatan la vida,
mascaras que un día, rostros amigos fueron.

Lo triste es no poder ver ese azul marino
los canales con el agua de mar de la laguna
lo triste es verlo todo enturbiado por puñales
y la sangre de la herida, que por la espalda brota.

Lo triste no es ver llover sobre Venezia
lo triste es levantarse cada mañana, cansado
de ver en el reflejo de la ventana mojada,
la risa maliciosa de las cenizas de tu pasado.

Lo triste no es que llegue una vida nueva
lo triste es que otra, solitaria, se tambalea
muchas sonrisas, ajenas a una lagrima,
carnavales con la mascara de la tristeza.

Lo triste no es morir en Venezia
lo triste es haberla tocado, haberse empapado
con el agua de sus canales, de toda su belleza
y saber, que ya no volverás a recorrerla.

Lo triste no es como te reciba
lo triste es siempre una despedida
y un tren que parte de Santa Lucía.

By M.A.L.P

4 comentarios:

bloodjam dijo...

Ese poeta.Gracias por lo de Willi.No habia manera de encontrarla.

pippin nakamura kutner dijo...

Ostras, que weno!!

hechi dijo...

Magnífico, entiendo venecia como metáfora, o mejor como una metonimia que nos induce a penetrar en la profundidad de tus versos y ver más allá...

Espero estéis bien, a ver si os pasáis por casa...

Miguel Fitzroy dijo...

The Nada BloodJam. JeJe, si, Venezia es una metafora, en el poema y en si misma como ciudad ... pero que bien se esta por alli, eso si ..... .